Cómo enseñar a los más pequeños a cuidar sus dientes durante la cuarentena

19/05/2020
Cómo enseñar a los más pequeños a cuidar sus dientes durante la cuarentena

Aunque son tiempos complicados y sus rutinas diarias se han visto totalmente modificadas debido al covid-19, no podemos olvidarnos de su rutina dental. Como en otras ocasiones os hemos comentado una buena higiene dental no es solo importante para la salud de nuestra boca, sino también para el resto de nuestro cuerpo.

Recomendaciones para una buena higiene bucodental infantil.

LA DIETA

Sabemos que posiblemente, nuestros hijos y nosotros mismos estamos comiendo mucho peor debido al confinamiento. Además para matar el aburrimiento, cocinamos bizcochos y dulces para rellenar las horas con los más pequeños. Con esto lo que conseguimos es incrementar el riesgo de caries al ingerir más azúcar, alimentos no muy saludables y si le agregamos una no muy correcta rutina e higiene dental tenemos una combinación que pone en riesgo nuestra salud.


Podemos comer dulces pero es importante que se mantenga una correcta rutina en cuanto al cepillado se refiere. Beber agua aunque parezca una recomendación obvia, es algo que se nos olvida en muchas ocasiones.

Evitemos en la medida de lo posible las bebidas azucaradas o carbonatadas en los más pequeños.

Las bebidas gaseosas “normales” contienen azúcares como la sacarosa y la fructosa, que acidifican la saliva facilitando la desmineralización del diente. Esta desmineralización afecta al esmalte dental y facilita la aparición de caries y sensibilidad dental. Este ambiente bucal acidificado también puede afectar negativamente a las encías.

 

Existen otros alimentos que pueden confundirnos como son: los zumos envasados, batidos, yogures líquidos… podemos pensar que son muy sanos porque es zumo de fruta o leche. Tan solo podemos deciros que os fijéis en los ingredientes y en los azúcares para tomad conciencia ante los datos.

La mejor bebida siempre es el agua. Nivela el Ph de la boca, refresca el aliento e hidrata correctamente. Acostumbrar a los más pequeños a no sustituir el agua con refrescos puede ser importante de cara al futuro de su salud bucodental.

 

Cepillarse los dientes tras cada comida.

En la boca existen gran cantidad de bacterias. Si después de comer no hacemos una adecuada limpieza de los dientes, estas bacterias actúan sobre los alimentos que quedan en la boca. Ello da lugar a la formación de la placa bacteriana, que es el elemento inicial de la caries, una enfermedad infecciosa que provoca la destrucción progresiva e irreversible del diente.

El cepillado de los dientes, después de cada comida, es el método más seguro para prevenir la caries y mantener la salud de la boca. El cepillado no sólo sirve para arrastrar los restos de alimentos y para eliminar la placa bacteriana, sino que además asegura la salud de la encía porque estimula su circulación sanguínea.

El cepillado ha de realizarse a diario, después de cada comida, y sobre todo antes de irnos a dormir.

Hay que enseñar a los más pequeños cuál es la forma correcta de cepillarse. Los odontólogos recomiendan cepillarse en forma de "barrido" de los dientes; es importante terminar el cepillado en la boca pasando el cepillo por la lengua (en ella también hay microbios), y enjuagándonos la boca con abundante agua.

 

Ante cualquier duda que tengáis sobre la salud bucodental de vuestro hijo podéis poneros en contacto con nosotros. En Clínica Dental DR.Aparicio somos expertos en el cuidado de los dientes de los más pequeños.